• Rusia Despedida en Moscú al líder de Wagner: «Prigozhin dijo la verdad sobre la guerra y eso es peligroso ahora»
  • Rusia El Kremlin niega haber matado a Prigozhin

El secreto ha rodeado los preparativos del adiós a Evgeny Prigozhin hasta el último momento. La despedida del jefe de Wagner se celebró de forma privada en un cementerio en las afueras de su ciudad natal, San Petersburgo.

«La despedida de Evgeny Viktorovich tuvo lugar en un formato cerrado. Quienes deseen despedirse pueden visitar el cementerio de Porojovskoye», dijo su servicio de prensa el martes en un breve mensaje en Telegram, acompañado de una foto de Prigozhin. El lugar quedó bajo fuerte custodia policial, con las fuerzas de seguridad alineadas a lo largo del perímetro. Dentro, según medios locales, agentes cada 10 metros.

El Kremlin estaba interesado en que el evento no se convirtiese en una gran muestra pública de apoyo a Prigozhin, que fue una pieza clave en el frente de Ucrania pero muy controvertido por hablar abiertamente sobre las deficiencias del ejército ruso y sus máximos responsables. Se cortó el tráfico en torno a distintos cementerios creando ingentes atascos en varios barrios de San Petersburgo.

El Kremlin había dicho anteriormente que Vladimir Putin no asistiría al funeral. Desde varios países se ha señalado al presidente ruso como el principal sospechoso, pero el portavoz del Kremlin ha rechazado como «mentira absoluta» la sugerencia de que Putin ordenó su muerte en venganza por la revuelta.

En el cementerio de Porojovskoye informaron al medio ruso ‘Msk1’ que Evgeny Prigozhin fue enterrado alrededor de las 13:00 horas: «Así lo deseaban los familiares». Prigozhin murió en un accidente aéreo el 23 de agosto, justo dos meses después del día en que organizó un motín en el mayor desafío interno a Putin desde que llegó al poder en 1999.

La información sobre el funeral de Evgeny Prigozhin permaneció en secreto durante todo el martes. La policía ayudó reforzando la seguridad en varios cementerios a la vez. RIA Novosti confirmó, citando una fuente cercana a Prigozhin, que el funeral se celebró, según los deseos de los familiares, sólo en su presencia y junto a sus amigos más cercanos.

ESCONDITE ENTRE CEMENTERIOS

Otras dos figuras destacadas de Wagner, cuatro guardaespaldas de Prigozhin y tres miembros de la tripulación, también murieron cuando su avión privado Embraer Legacy 600 se estrelló al norte de Moscú. Durante la jornada del martes en el Cementerio Norte de San Petersburgo, se despidieron de otro de los pasajeros del avión comercial y alto directivo del entramado de empresas de Prigozhin, Valery Chekalov. Allí expulsaron del lugar a varios cámaras con malas formas y amenazas.

Durante la jornada los medios rusos persiguieron la entrada de coches fúnebres por distintos cementerios custodiados por la policía. El diputado en la Duma estatal del ultranacionalista Partido Liberal Democrático, Vasili Vlasov, fue visto llegando al cementerio de Serafimovskoye. Un empleado del cementerio Beloostrovsky comentó durante el día que «hasta que Prigozhin sea enterrado, la policía estará en todos los cementerios», según publicó el medio ‘Fontanka’.

La propia llegada de invitados movía a la confusión. Al mediodía dos vehículos funerarios aparcaron en el Cementerio Norte. En el grupo de dolientes se encontraban el guardaespaldas personal de Prigozhin, Serguei Plashchenko, que tuvo la suerte de no subir al avión siniestrado la pasada semana.

El jueves se celebrará otro funeral por Wagner en el cementerio de Mytishchi en Moscú, según informó una fuente de una empresa funeraria al medio ‘MSK1.ru’. Se espera fuerte presencia policial porque presumiblemente allí será enterrado Dimitri Utkin, el comandante de Wagner. Igual que Prigozhin, Utkin fue condecorado como Héroe de Rusia y le corresponde un cementerio como el de Mytishchi, una ciudad dormitorio al norte de la capital.

La desaparición de Prigozhin no ha rebajado la preocupación de los países vecinos. Los gobiernos de Polonia, Letonia, Lituania y Estonia han demandado a Bielorrusia que haga salir del país a los mercenarios de Wagner acuartelados allí, que en más de una ocasión han apuntado a la posibilidad de marchar en dirección a Varsovia.