• Conflicto Baerbock expresa en Israel la solidad alemana y se entrevista con la madre de Shani Louk
  • Guerra La Fiscalía Federal alemana abre una investigación contra Hamas

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha llamado a luchar con rigor contra el antisemitismo y la hostilidad hacia Israel en Alemania, un día después de que la Policía volviera a enfrentarse en Berlín a manifestantes propalestinos. En una declaración ante el Bundestag (Parlamento) Scholz reiteró que «el antisemitismo está fuera de lugar en Alemania, y haremos todo lo posible para oponernos a él. Lo haremos como ciudadanas y ciudadanos, como responsables de la conducción política».

«Hay que adoptar una posición clara y no mirar hacia otro lado. Las autoridades deben ser claras y prohibir todas las reuniones en las que exista riesgo de que se profieran consignas antisemitas, se glorifique el asesinato de personas y otras cosas que no podemos aceptar aquí», dijo el canciller.

En una nueva jornada de manifestaciones y en medio de la creciente «atmósfera de odio» que se instala en las protestas, al menos 174 personas fueron detenidas y 65 agentes resultaron heridos anoche en las distintas concentraciones que recorrieron Berlín. Los enfrentamientos se centraron en ocasiones en el distrito de Neukölln, hogar de muchos inmigrantes musulmanes. Un reportero de Dpa describió la escena en Neukölln como muy acalorada, ya que la policía antidisturbios actuó contra los manifestantes que prendieron fuego a contenedores de basura y neumáticos y lanzaron fuegos artificiales, botellas y piedras. También se incendiaron cuatro coches y una furgoneta.

El portavoz del Sindicato de Policía de Berlín (GdP, en alemán), Benjamn Jendro, preciso que «algunos manifestantes se enfrentaron a las fuerzas del orden con el lanzamiento de piedras, pirotecnia e incluso golpes». Con estos, ya son 80 policías los que han resultado heridos en dos días.

Detrás de la convocatoria de protestas se encuentran asociaciones propalestinas, incluida Samidoun, organización de defiende los derechos de los presos palestinos en Israel y que el Gobierno alemán estudia su prohibición, así como organizaciones de izquierda. Las consignas piden poner fin a la «ocupación» y «genocidio» de Israel en Palestina.

Desde que el grupo Hamas lanzó ataques contra Israel el 7 de octubre, se han producido varias manifestaciones propalestinas Berlín y otras ciudades alemanas, en las que algunos participantes vitorearon a Hamás o corearon consignas antisemitas. Scholz ha pedido una línea aún más dura a las autoridades, instándolas a prohibir todas las concentraciones en las que exista riesgo de que se griten consignas antisemitas, en las que se pueda glorificar el asesinato de personas y otras cosas «que no podemos aceptar aquí».

El líder de la oposición conservadora, Friedrich Merz, señaló que espera «una dura represión policial y judicial» contra determinados manifestantes en Alemania para demostrar que «el odio a los judíos y la hostilidad violenta contra Israel no deben tener cabida» en el país.

Merz, que encabeza el bloque CDU/CSU, advirtió de un «conflicto que estalla abiertamente» en los países europeos como consecuencia de la guerra en Gaza. Por su parte, la ministra del Interior, Nancy Faeser, también condenó los enfrentamientos de Berlín a su llegada a una reunión de ministros de Interior de la Unión Europea celebrada hoy en Luxemburgo.

«Sí, tenemos un alto grado de libertad de reunión y también está bien que la gente se manifieste en las calles. Pero lo que no está bien es el uso de la violencia, y menos contra las fuerzas policiales», subrayó Faeser. «Por eso condeno enérgicamente los ataques de anoche contra agentes de policía».

El martes por la noche también se habían producido enfrentamientos similares. A primera hora de la mañana del miércoles, dos individuos enmascarados lanzaron cócteles molotov contra una sinagoga y un centro judío de Berlín. Los artefactos se estrellaron contra el pavimento y no dañaron el edificio, Los individuos consiguieron escapar a pesar de la presencia de guardias policiales en el exterior de la sinagoga. La Fiscalía ha clasificado estos hechos como atentado y abierto una investigación.