Actualizado
  • Latinoamérica Muere el ex presidente de Chile Sebastián Piñera en un accidente de helicóptero

Dos veces inquilino del palacio de La Moneda, Sebastián Piñera había decidido moderar su imagen, ya en el retiro, tal y como moderó al centroderecha chileno en su paso por la Presidencia. El empresario, jefe de Estado entre 2010 y 2014 y 2018 y 2022, murió este martes en un accidente de helicóptero en el sur del país.

La muerte de Piñera, de 74 años, fue confirmada por su oficina: «Con profundo pesar comunicamos el fallecimiento del ex presidente de la República de Chile Sebastián Piñera Echenique. Durante este martes 6 de septiembre el ex mandatario sufrió un accidente en la región de los Ríos».

Carolina Tohá, ministra del Interior, dio más precisiones acerca de lo sucedido.

«En el helicóptero iban cuatro tripulantes. Tres de ellos pudieron llegar por sus propios medios a la orilla, están fuera de peligro, pero no fue el caso del cuarto tripulante, que era el ex presidente Sebastián Piñera. La Armada logró recuperar el cuerpo del ex presidente PIñera, que ha fallecido.

Queremos expresar la conmoción por esta tragedia, hacerle llegar nuestro abrazo solidario a la familia del ex presidente chileno, a todos sus cercanos, pero también a todos los chilenos y chilenas, porque Sebastián Piñera fue presidente democrático de Chile en dos ocasiones y tendrá todos los honores y reconocimientos democráticos que merece. El presidente Boric ha instruido un funeral de Estado, que se declare duelo nacional y hacerle llegar a su familia nuestra solidaridad y nuestro apoyo».

Las informaciones preliminares señalan que, en una tarde con lluvias importantes sobre el lago Ranco, donde el ex presidente tenía una casa de veraneo, el helicóptero se precipitó al agua. La máquina se habría hundido 40 metros y Piñera no logró desabrochar el cinturón de seguridad.

El ex presidente estaba pasando sus vacaciones de verano en su casa en el lago. El helicóptero que se precipitó a las aguas era suyo, y solía pilotarlo él mismo. Piñera había renovado recientemente su licencia de piloto de helicóptero, aseguró la televisión chilena, que añadió que el ex presidente estaba al mando de la máquina en el momento del accidente.

Informado del hecho, el presidente Gabriel Boric, que estaba en Viña del Mar siguiendo el combate a los graves incendios que azotan la zona central del país, se encaminó al palacio de La Moneda. Diversos gobiernos de la región, entre ellos la vecina Argentina, presentaron sus condolencias. Mauricio Macri, ex presidente argentino, fue uno de los primeros en reaccionar y lamentó la pérdida de su «amigo y buena persona».

«Valoré siempre el compromiso del ex presidente Piñera con nuestro país y con la democracia», señaló la ex presidenta socialdemócrata Michelle Bachelet.

Piñera, de centroderecha, mantenía una relación cordial con Boric, el presidente más a la izquierda desde Salvador Allende en los años ’70.

Ingeniero y doctor en economía, Piñera estaba casado con Cecilia Morel y era padre de cuatro hijos.

La impactante noticia llegó en días en que Ricardo Lagos, presidente entre 2000 y 2006, anunció a los 85 años su retiro de la vida pública, y en medio de los devastadores incendios. Febrero, el mes de mayor profundidad vacacional en el verano chileno, no le da tregua al país austral.

Piñera logró un hito al llegar al palacio de La Moneda en 2010: su victoria sobre el democristiano Eduardo Frei implicó el primer éxito electoral de la derecha tras 20 años de dominio del centroizquierda en la nueva etapa democrática chilena. Ningún otro político de derechas gobernó el país en esos 34 años de democracia.

En su momento, Piñera, que llegó a presidir la aerolínea Lan Chile, fue una de las 10 fortunas más grandes del país, con un montante estimado de 2.700 millones de dólares.

Piñera fue crítico con la dictadura de Augusto Pinochet, aunque con salvedades: las violaciones a los derechos humanos fueron «inaceptables», pero la modernización del país, «indiscutible».

Su principal decisión política se produjo tras el estallido social de octubre de 2019, cuando el reclamo de amplios sectores del país por un cambio se hizo patente. Piñera pactó con la izquierda nucleada en torno a Boric y abrió el camino a un proceso constituyente. Un proceso fallido, como se vería luego, porque la primera oferta de Constitución fue rechazada por estar demasiado escorada a la izquierda, y la segunda, en diciembre de 2023, por inclinarse demasiado a la derecha.

«¿Qué opciones tenía nuestro Gobierno el 12 de noviembre del año 2019?», se preguntó el ex presidente en una entrevista publicada en enero por La Tercera. La respuesta la dio él mismo: «Seguimos el camino del diálogo y no el de la fuerza. Fue una muy buena decisión».

Piñera lamentó el fracaso del proceso constituyente. Gente cercana a él no descartaba que en 2025 intentara una nueva carrera presidencial, algo que coincidía con la imagen que exhibía desde su salida de La Moneda el 11 de marzo de 2022: las redes sociales, en las que desplegaba gran actividad, lo mostraban relajado y cercano, compartiendo con sus seguidores asuntos cotidianos y su decisión de subir varios pisos por escaleras para llegar a su oficina y no usar ya los ascensores.

Matías del Río, reconocido periodista chileno, conversó con el ex presidente este lunes, el día previo a su muerte: «Bromeaba mucho con esa tercera candidatura. Cuando se le preguntaba respondía ‘Hoy no’. Mostraba un entusiasmo impresionante. No estábamos hablando de un político retirado».