• Reino Unido El líder laborista británico abre las puertas a un acuerdo de inmigración con la UE

El líder de la oposición laborista, Keir Starmer, ha prometido «reescribir el acuerdo del Brexit» a su paso por Canadá y un día antes de su encuentro en París con el presidente Emmanuel Macron. Starmer ha elevado su perfil internacional durante la conferencia de partidos de centro-izquierda en Montreal, donde fue recibido por el primer ministro Justin Trudeau.

«Todo el mundo reconoce que el acuerdo alcanzado con la Unión Europea por Boris Johnson no es bueno y se queda demasiado corto», declaró Starmer al Financial Times a su paso por Canadá. «En el 2025 intentaremos negociar un acuerdo mucho mejor».

El Partido Laborista de Keir Starmer aventaja hoy por hoy al Partido Conservador del «premier» Rishi Sunak por 18 puntos (44% a 26%) en la encuesta de encuestas de The Politico. Las elecciones generales están previstas a finales del 2024, y a menos que Starmer se dispare en su propio pie, la gran mayoría de los británicos dan por hecho un relevo en el poder, al cabo de 14 años y cinco sucesivos primeros ministros tories en medio del torbellino causado por el Brexit.

Starmer, partidario en su día de la permanencia, reiteró sin embargo que no tiene ninguna intención de pedir el reingreso en la UE y reabrir la caja de los truenos… «La cuestión no es volver. Tenemos que intentar que el acuerdo funcione. Renuncio a aceptar no podemos hacer que funcione. Y estoy pensando en las futuras generaciones cuando digo eso».

«Lo digo como padre de un niño de 15 años y una niña de 12», recalcó el líder laborista de 61 años. «No voy a permitir que crezcan en un mundo en el que todo lo que les puedo decir es que van a tener un peor futuro del que podrían haber tenido de otra manera. Tengo la total determinación de hacer que esto funcione».

Starmer, que también ha negado la posibilidad de una vuelta al mercado único o a la unión aduanera, precisó que su plan es revisar a fondo el acuerdo al cabo de cinco años desde su entrada en vigor en el 2020, aunque no especifico qué puntos son los que planea retocar. El líder laborista expresó sin embargo su voluntad de tener «una relación comercial más cercana» con la UE.

La semana pasada, durante su participación en una reunión de la Europol en La Haya, Starmer ya anticipó su interés por llegar a un acuerdo de migración con la UE. «Pero no entraremos a formar parte del sistema de cuotas de la UE, precisamente porque no somos un país miembro», matizó en respuesta a las críticas de los «tories», alegando que sus planes pueden suponer la entrada en el país de más de 100.000 inmigrantes pendientes de asilo.

Apoyado en su bagaje como ex fiscal general, el líder laborista aseguró que su plan incluiría una mayor colaboración con Bruselas en materia de seguridad y la posible repatriación a suelo continental de una parte de los inmigrantes que llegan a las costas británicas en botes por el Canal de la Mancha (más 45.000 el año pasado).

La inmigración será precisamente uno de los temas prioritarios en su encuentro del martes con Emmanuel Macron, que se produce simbólicamente un día antes de la llegada a Francia en visita oficial del rey Carlos y la reina Camila (seis meses después del primer intento, aplazado por los disturbios sociales contra la decisión de subir la edad de jubilación).

Starmer llegará a Francia con todo el equipo, incluida su nueva jefa de Personal Sue Gray, la misma que estuvo al frente de la investigación interna del «Partygate» que propició la caída de Boris Johnson. Junto al líder laborista estará tambén David Lammy, secretario «a la sombra» de Exteriores, y Rachel Reeves, la más firme candidata a convertirse en secretaria del Tesoro en un hipotético Gobierno laborista.

El «premier» Rishi Sunak replicó por su parte a la promesa de Starmer de «rescribir» el acuerdo del Brexit (algo que el propio Sunak ya hizo a su manera con el Acuerdo Marco de Windsor firmado en febrero del 2023 y que puso fin al conflicto del Protocolo de Irlanda). «No estamos dispuestos a reabrir las peleas del pasado de ninguna de las maneras», declaró un portavoz de Downing Street. «Estamos centrados en maximizar las oportunidades que se nos presentan (con el actual acuerdo)».