• Directo Guerra Ucrania – Rusia, última hora

El Kremlin ha acusado este viernes a The Wall Street Journal de publicar «ficción» después de que ese medio informara de que la muerte del jefe de los mercenarios Wagner, Yevgeny Prigozhin, en un accidente aéreo fue orquestada por el funcionario de seguridad ruso Nikolai Patrushev.

El WSJ informó que el avión privado de Prigozhin fue derribado por una pequeña bomba colocada debajo de un ala. Cita a funcionarios de inteligencia occidentales de los que no facilita el nombre y a un ex oficial de inteligencia ruso.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha asegurado que había visto el artículo pero que no iba a comentarlo antes de añadir: «Últimamente, desafortunadamente, al Wall Street Journal le ha gustado mucho producir ficción».

Prigozhin, jefe del grupo mercenario Wagner que luchó por Rusia en Ucrania, libró una larga disputa con el establishment del ministeriod de Defensa que culminó en un motín abierto a finales de junio. Terminó rápidamente, pero fue interpretado como un serio desafío al control del poder por el presidente Vladimir Putin desde hace casi un cuarto de siglo.

Prigozhin murió en un accidente aéreo exactamente dos meses después. El Kremlin había rechazado anteriormente como una «mentira absoluta» la sugerencia de que fue asesinado por orden del presidente ruso. Putin sugirió en octubre que el accidente fue causado por la detonación de granadas de mano dentro del avión.

Para saber más

En el siniestro murieron otras nueve personas: otras dos figuras destacadas de la milicia Wagner, los cuatro guardaespaldas de Prigozhin y una tripulación de tres personas.

Patrushev, de 72 años, es un ex jefe del servicio de seguridad FSB que en la actualidad desempeña el cargo de secretario del Consejo de Seguridad de Rusia y es considerado uno de partidarios de la línea dura más influyentes entre los asesores cercanos de Putin. Los dos se conocen desde que trabajaron juntos en la KGB soviética en Leningrado, ahora San Petersburgo, en los años 70 del siglo XX.