• Directo Toda la última hora de la guerra de Israel en Gaza

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha suspendido «hasta nuevo aviso» la participación del ministro Amijai Eliyahu en las reuniones del Gobierno después de que dijera que una de las posibilidades en la guerra contra el grupo integrista Hamas podría ser el lanzamiento de una bomba atómica en la Franja de Gaza .

La aclaración posterior de Eliyahu («fue una frase dicha de forma metafórica») y el hecho que esté al frente de un ministerio inventado llamado «Legado» o «Patrimonio (producto de acuerdos de coalición con el Likud tras las elecciones de hace un año) y sin influencia alguna en la gestión general del Gobierno y de la guerra en particular no ha reducido la ola de críticas en Israel exigiendo a Netanyahu que no solo desautorice sus palabras sino que le destituya de forma inmediata.

La polémica surgió este domingo en una entrevista realizada en la radio Kol BeRama. Eliyahu, que forma parte de un partido ultraderechista, mostró su oposición a la decisión del Gobierno israelí de permitir la entrada de ayuda humanitaria en Gaza controlada por Hamas: «A los nazis no hubiéramos introducido ayuda humanitaria». «Entonces qué, ¿lanzar una bomba atómica sobre la Franja de Gaza y ya está?, le preguntó. «Es una de las opciones», respondió.

Más allá de romper la política de ambigüedad de Israel sobre la pertenencia o no en el club de potencias nucleares y no tener en cuenta las consecuencias para los habitantes palestinos en la Franja de Gaza y de israelíes en sus alrededores, Eliyahu restó importancia a lo que pueda pasarle en tal caso a los 241 personas en manos de Hamas y Yihad Islámica tras su secuestro hace 30 días. Eliyahu dijo que hay que obligar por la fuerza a que el grupo integrista los libere pero preguntó por qué sus vidas son más importantes que la de los soldados y añadió: «Rezo y espero que vuelvan sanos pero hay precios a pagar en la guerra».

Netanyahu denuncia que las palabras de Eliyahu «están desconectadas de la realidad» y añade que su Ejército «opera de acuerdo con los más altos estándares del Derecho Internacional para evitar dañar a inocentes. Seguiremos haciéndolo hasta nuestra victoria».»Condeno las palabras sin fundamento e irresponsables del ministro Eliyahu»; escribió el ministro de Defensa, Yoav Gallant en la red X destacando que «es bueno» que la seguridad de israel no estén en manos como las del político radical.

El comité que representa a las familias de los secuestrados expresó su indignación y malestar hacia Eliyahu señalando que lo que dijo «va contra todos los principios de la moralidad y la conciencia judía e israelí».

Fuentes israelíes admiten que «sus palabras surrealistas hacen daño y son usadas en la monumental campaña mediática de Hamas contra Israel en todo el mundo ya que muchos no saben que se trata de alguien sin importancia alguna».