• guerra de Ucrania Un nuevo ataque daña el Puente de Crimea y corta el tráfico a la península ocupada

Crimea, que está ocupada por Rusia, ha sido golpeada por explosiones en un depósito de municiones después de un ataque de drones ucranianos. Las autoridades de ocupación decidieron evacuar a la población en un radio de cinco kilómetros alrededor del «lugar de emergencia».

Según lo confirmado por el presidente de Crimea, Sergei Aksionov, un dron ucraniano atacó un depósito de municiones en el distrito Krasnogvardeisky de la península. Las municiones que explotaron volaron parte de la instalación. Por su parte, las fuerzas armadas ucranianas anunciaron la destrucción de un depósito de combustible y almacenes del ejército ruso en Crimea.

«Según datos preliminares, no hay víctimas.. Se tomó la decisión de evacuar a los residentes en un radio de cinco kilómetros del lugar de la emergencia a albergues temporales. Para reducir los riesgos, también se decidió suspender el tráfico en el ferrocarril de Crimea «, según el informe de Aksionov. Poco antes de la carta de Aksionov, se supo que el puente de Crimea estaba cerrado, aunque se reabrió poco después.

El día 19, un incendio en una base rusa en Crimea obliga a evacuar a 2.000 personas.

Los canales locales de Telegram publicaron videos que mostraban columnas de humo y sonidos de explosiones. Oleg Kryuchkov, asesor del jefe de la administración de Crimea anexada, pidió a “todos los que conocen a los autores de estos videos que denuncien a estas personas ante el Ministerio del Interior o el FSB” y describió los videos de la siguiente manera: «Trabajo para el enemigo».

Bombas en Belgorod

Por su parte, el gobernador de la región rusa de Belgorod, fronteriza con Ucrania, dijo que las fuerzas armadas ucranianas habían bombardeado la región con bombas de racimo. Según Vyacheslav Gladkov, el 21 de julio, el ejército ucraniano disparó 21 proyectiles de artillería y tres bombas de racimo contra el pueblo de Zhuravlevka. Además, la ciudad es atacada por drones y bombarderos kamikaze. Gladkov afirmó que no hubo víctimas ni daños.

Entidades como Human Rights Watch informaron anteriormente que tanto rusos como ucranianos han utilizado municiones en racimo rusas y de fabricación rusa.

El Correo de Washington Anunció el 20 de julio que las Fuerzas Armadas de Ucrania ya habían comenzado a utilizar municiones en racimo importadas de Estados Unidos. Posteriormente esta información fue confirmada en la Casa Blanca.

En 2008 se inscribieron más de 100 países Convención que prohíbe el uso de municiones en racimo. Ucrania, Estados Unidos y Rusia no están entre ellos. Pero Kiev aseguró a Estados Unidos que no atacaría territorio ruso con bombas de racimo.