Actualizado
  • Directo Última hora de la guerra en Ucrania

Rusia ha disparado dos misiles sobre la ciudad nororiental ucraniana de Jarkov durante esta noche que han alcanzado edificios de apartamentos y un centro médico y han causado 17 heridos, han dicho las autoridades este miércoles, en la última ofensiva de Moscú contra zonas civiles en los casi dos años de guerra en Ucrania.

Los misiles S-300 cayeron después del anochecer del martes, ha indicado el gobernador regional de Jarkov, Oleh Syniehubov, en Telegram.

Las tropas del Kremlin han adaptado los misiles tierra-aire para atacar objetivos terrestres, ya que su producción es más barata que la de los balísticos o los de crucero. Sin embargo, son más imprecisos y tienen un alcance más corto, según los analistas.

Ambos bandos parecen están reabasteciendo su arsenal coincidiendo con la paralización casi total de los combates a lo largo de los 1.500 kilómetros (930 millas) del frente debido al clima invernal. La guerra se reduce ahora a ataques con misiles de largo alcance, drones y artillería.

Los intensos ataques aéreos rusos de las últimas semanas sobre Ucrania han incrementado el número de víctimas civiles en diciembre, con más de 100 fallecidos y alrededor de 500 heridos, según Naciones Unidas.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha desplegado una ofensiva diplomática para pedir a los aliados occidentales de Kiev que sigan suministrándole armas. La semana pasada visitó Estonia, Letonia y Lituania y el martes llevó su causa al Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza.

El ataque nocturno sobre Jarkov, la segunda ciudad de Ucrania, ha alcanzado 20 edificios residenciales y un centro de salud, según las autoridades.

En zonas del interior de la región homónima próximas al frente hubo disparos de artillería, apuntaron.

La Fuerza Aérea ucraniana ha dicho que ha interceptado 19 de los 20 aviones no tripulados tipo Shahed disparados por Rusia durante la noche, aunque las autoridades regiones indican que otros drones superaron sus defensas antiaéreas.

En la ciudad de Odesa, en el sur del país, tres personas han sufrido heridas en un ataque con drones que ha obligado a desalojar a unas 130 personas de un edificio de apartamentos, de acuerdo con el gobernador de la región, Oleh Kiper.

En Jersón, también en el sur de Ucrania, los disparos de artillería dejaron tres heridos y causaron daños en barrios residenciales durante la noche, afirmó el jefe regional, Oleksand Prokudin.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso reportó el miércoles el derribo de drones aéreos ucranianos y de cuatro misiles sobre la región de Belgorod durante la noche, y de uno más en torno al mediodía, pero no ofreció más datos sobre el incidente.